Ensayos Críticos
  • Compartir
Un país malsano

Arte de Tapa: Daniel García

ISBN: 978-950-845-263-4

Año: 2011

Páginas: 365

Precio: $ 1050

Un país malsano

La conquista del espacio en las crónicas del Río de la Plata (siglos XVI y XVII)

Loreley El Jaber

Un país malsano vuelve sobre los orígenes coloniales de la literatura argentina de una forma inesperada y atrapante. Tres son las fuentes mayores de las crónicas de Indias referidas al Río de la Plata que la autora ha elegido: los Comentarios de Álvar Núñez Cabeza de Vaca (1555), el Derrotero y viaje a España y las Indias de Ulrico Schmidl (1567), y la Argentina o “Anales de las Provincias del Río de la Plata” de Ruy Díaz de Guzmán (1612). Loreley El Jaber estudia los tres textos con el propósito de descubrir en ellos un juego de experiencias opuestas. Por un lado, las determinadas por las visiones que los europeos traían en sus cabezas y usaban a la hora de comprender, designar, contar y representar el mundo nuevo que se desplegaba frente a sus mentes y a sus sentidos. Por el otro, las inducidas por lo inédito, lo inesperado e indescifrable en primera instancia, que les imponía el contacto con una realidad más allá de todo lo sabido y derivaba en la composición de relatos, escenas y figuraciones nunca ensayados hasta entonces. La descripción del espacio, preexistente en el aquí de la tierra descubierta, y la narración de la historia vivida por los sujetos, preexistentes en el tiempo de la exploración y la conquista de esta parte de América, se entretejen en el análisis de la intersección de sistemas representacionales en la obra de nuestros primeros cronistas. El resultado fue, según queda demostrado aquí, el desenvolvimiento de una escritura consagrada a dar cuenta de la distopía geográfica y de la decepción y el desaliento históricos, i.e., la aparición de formas artísticas del discurso que alimentaron una estética del desencanto en el punto de partida de la literatura rioplatense. El Jaber ha enriquecido su desconstrucción mediante el contrapunto de las tres obras con otras relaciones e informes escritos, producidos en la América meridional a mediados del siglo XVII, con las imágenes grabadas que acompañaron la edición nurimburguesa de Schmidl en 1599 y con el mapa dibujado por Ruy Díaz en el manuscrito de la Argentina. La lectura de Un país malsano no sólo me abrió horizontes literarios e históricos que ni siquiera sospechaba, me aportó también nuevas ideas, explicaciones y metáforas para comprender temas que investigué antaño. Ahora entiendo mucho mejor la elegante seguridad y la estupefacción que, en pleno siglo XVIII, un virrey del Perú, el marqués de Castel-Fuente, transmitía al rey de España en un memorandum sobre las pampas situadas hacia el sur del Perú en el camino al Río de la Plata: “puede decirse que son piélagos de tierra que se trafican en los carros, que como bajeles las navegan”.

José Emilio Burucúa